viernes, 12 de diciembre de 2014

GUADALQUIVIR DEL ALMA


GUADALQUIVIR DEL ALMA

        Hoy voy a hacer un comentario a esta poema :

Sumido Guadalquivir
Del alma
Contigo voy
A donde vayas.

        Es el poema con el que termina el librillo  “Poemas y variantes”, libro que escribí ya hace algunos años.
        Lo sumido es lo que va dentro de algo, lo que se ha hundido y está bajo la tierra o el agua, pero también puede ser lo que en el fondo del alma está más o menos conscientemente presente y que muchas veces es el motor de la vida para llevarla al éxito o al desastre.
        En el primer lugar, y en el que sigo aún trabajando, en Tokyo está cerca de un rio que se llama Sumida. Evidentemente sumido y sumida es simplemente una coincidencia fonética de la que nace de manera natural una superposición de sentidos en el poema.

El río Sumida (japonés: 隅田川, Sumida-gawa) es un río de Japón que atraviesa la ciudad de Tokio. Su origen está en la bifurcación artificial del río Arakawa en Iwabuchi, y desemboca en la bahía de Tokio. Entre sus afluentes se encuentran los ríos Kanda y Shakujii.
Arakawa (荒川, Arakawa-ku?) es uno de los 23 barrios especiales de Tokio, Japón. Su nombre deriva del adyacente río Arakawa; es común que el barrio se denomine a sí mismo como "la ciudad de Arakawa".
En 2008, la población estimada de Arakawa era de 197.716 habitantes, con una densidad de 18.800 personas por km². Su área total es 10,2 km²
La región era agricola durante el shogunato Tokugawa. Al llegar la era Meiji, la principal actividad de Arakawa era la industria, que fue atraída por las aguas del río del mismo nombre
            Esto es lo que nos dice  Wikipedia sobre estas dos zonas. El río sumida es una tremenda obra de ingeniería para que cuando el Arakawa se desbordaba no llegara a hacerlo, abriéndole la compuertas y el agua se desviara hacia el Sumida.
        Yo nací en sitio tan tradicional y clásico como es hoy día la oficina de turismo de Córdoba, el lado de la Mezquita. Esa zona Patrimonio de la Humanidad y cuna de cientos y cientos de hombres  importantes en la historia de Córdoba y de España, y algunos de la Humanidad.
        A la orilla del Guadalquivir se criaron  o nacieron Séneca, Alvaro de Córdoba, Ibn Hazn , Ibn Zaidun, Wallada, Ibn Quzman, Alfonso de Baena, Luis Barahona de Soto, Luis Carrillo de Sotomayor, Luis de Góngora y un largo etc.
        Es uno de los pocos ríos que se puede decir tienen verdadero carácter de creador de culturas. Y si nos vamos hacia adelante con Sevilla, la salida al mar y la prolongación hacia América, o hacia atás con Jaén, con eso está todo dicho.
        Por otro lado, en esta orilla japonesa, desde la desembocadura del río Sumida hasta su nacimiento, remontándolo, no son muchos kilómetros, si tenemos que dar algún nombre de escritores tendríamos Shiki Masaoka, Ryonotsuke Akutagawa, Junichiro Tanizaki, Soseki Natsume,
Ichiyo Tsuguchi, y el inapreciable Matsuo Bashó, que en un rapto de genialidad acabó por inventarse ese poemilla llamado Haiku. Todos ellos nacidos o criados en sus orillas.
        No hablemos ya de templos, en la derecha, siempre mirando hacia el nacimiento, al menos dos son de especial renombre, el de Monzennakacho, Hachiman, y el de Asakusa.


Historia
Durante la mayor parte del siglo XX, Asakusa fue el distrito de entretenimiento principal en Tokio. El rokku o "Sexto Distrito", fue famoso en particular como un distrito de teatros, con cines tan emblemáticos como el Denkikan. Los años dorados de Asakusa son vívidamente retratados en la novela de Yasunari Kawabata, La pandilla de Asakusa (1930). El área fue fuertemente dañada por los bombardeos estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, en particular en el bombardeo de Tokio en marzo de 1945. El área fue reconstruida después de la guerra, pero ahora ha sido superada por Shinjuku y otras áreas coloridas en la ciudad, en su papel como un distrito de diversión.
Geografía
Asakusa se ​​encuentra en la franja noreste del centro de Tokio, en el extremo oriental del metro de la Línea Ginza, aproximadamente 1,6 kilómetros al este del cruce principal del metro Ueno. Es central para el área coloquialmente referida como Shitamachi, que literalmente significa "ciudad baja", en referencia a la poca elevación de esta antigua parte de Tokio, a orillas del río Sumida. Como su nombre lo indica, el área tiene un ambiente japonés más tradicional que algunos otros barrios de Tokio.
Turismo y sitios históricos
Con tantas instituciones religiosas, es frecuente el matsuri (festivales sintoístas) en Asakusa, ya que cada templo o santuario es anfitrión de al menos un matsuri al año, si no cada temporada. El más grande y más popular es el Sanja Matsuri en mayo, cuando las carreteras están cerradas desde el amanecer hasta el anochecer.
En una ciudad donde hay muy pocos edificios de más de 50 años a causa de los bombardeos durante la guerra, Asakusa tiene una mayor concentración de edificios de los años 1950 y 1960 que en muchas otras áreas de Tokio. Están los tradicionales ryokan (casas de huéspedes), viviendas y pequeños edificios de apartamentos en todo el distrito.
De acuerdo con una tradición peculiar de Tokio, Asakusa alberga un cúmulo importante de tiendas de menaje doméstico en Kappabashi-dori, que es visitado por muchos habitantes de Tokio para los suministros esenciales.
Al lado de los jardines del templo de Senso-ji hay un pequeño parque de atracciones llamado Hanayashiki, que presume ser el parque de atracciones más antiguo de Japón. Los cines del barrio se especializan en mostrar películas clásicas japonesas, ya que muchos de los turistas son japoneses de edad avanzada.
Navegando al río Sumida se parte desde un muelle sólo cinco minutos a pie desde el templo.
Asakusa es el distrito geisha más antiguo de Tokio, y todavía tiene 45 geishas trabajando activamente.
Debido a su ubicación colorida, las credenciales del centro, y el ambiente relajado por estándares de Tokio, Asakusa es una opción de alojamiento popular para los viajeros de presupuesto.
Carnaval
El barrio es famoso por su carnaval anual de estilo brasileño. Hay una importante presencia brasileña en la comunidad local y la Asociación de Escuelas de Samba de Asakusa está ​​basada allí.

Hasta aquí algunas de las cosas que nos dice Wikipedia. Ya hablé en otro sitio de una de las fiestas este lugar. Por reducirme sólo a la ciudad que más conozco, Córdoba, equivaldría a la zona de San Lorenzo, la Magdalena etc. Cuando en Córdoba se asciende hacia las Tendillas, aunque no se vea, el límite de la ciudad romana estaría en donde hoy día está el ayuntamiento. La medina y la axarquía. Al llegar al río Sumida en dirección hacia la estación de Nihonbashi y Tokyo tenemos los barrios populares y Otemachi , en el sentido de “Ciudad señorial” del comercio, los grandes señores de la antigüedad etc. Antigüedad aquí equivale a la época de Felipe II más al menos, antes de eso casi no existía Madrid, casi no existía Tokyo, que comenzó llamándose EDO.
        En los límites de estas dos ciudades, lo mismo que en Córdoba y quizás en otras muchas ciudades nació la época mas resplandeciente de la historia de Japón fundamentada ya casi más en el pueblo que en la aristocracia.
        Esta zona de los barrios pupulares tienen todo el sabor de la antígua Córdoba, por supuesto hay que saber salvar las distancias de tiempo , historia y espacio.
        No es una cuestión de nostalgia, simplemente, en mi vida hay dos ríos: el Guadalquivir con toda su carga de cultura y el Sumida que me ha enseñado mucha de la cultura de Japón.

Ríos cuyas aguas, sin duda, se juntarán en algún lugar dando vida a los dos extremos del continente euroasiatico.