domingo, 2 de noviembre de 2014

Poesia Japonesa I

POESIA JAPONESA
Antonio Duque Lara
Si usted, lector, pone a un niño de pocos años a escribir un poema o a leer en un idioma extraño al suyo, con toda evidencia, tendrá un resultado nulo, por no llamarlo nefasto. Pero si usted, a ese mismo niño, le va introduciendo en el mundo de la poética o en el de las lenguas, algun día, salvo que el tema no le interese o sus facultades no sean las suficientes, le dará una sorpresa, componiendo como el mejor Nóbel o hablando con la gente mas dispar en los mas dispares idiomas o dialectos.
Es un tópico entre japoneses pensar que los gaijin, los extranjeros, nunca pueden hablar su idioma, y es un tópico entre personas de la cultura pensar que los gaijin nunca entenderán la poesia o literatura nippona.
Evidentemente el tema no es fácil, pero no pidamos a un  niño que sea Premio Nóbel a los cinco años como no pidamos a un gaijin que hable, traduzca y entienda la cultura japonesa a los dos meses de estar en Japón.
Palabras, tal vez, que parezcan expresar algo tan obvio que no son para dichas si no fuera porque parece que los japoneses, o
al menos muchos japoneses, piden peras al olmo.
Estudie el foráneo,estudie y sea enseñado y explicado y entenderá todo lo que se le presente delante en cuanto a cultura de un país tan complejo como Japón.
Yo me pregunto muchas veces si realmente los japoneses, todos, entienden la cultura de su propio país, la literatura, la poesia
de su propio país. Si ellos mismos no son estudiados, explicados, si hiciéramos una encuesta en la que se pidiera una respuesta sincera a la pregunta : "¿Entiende usted la poesia de Basho o de Issa?", la respuesta nos podria dejar sorprendidos en sentido mayestatico.                                                      
¿Qué es la poesía? Si supieramos decir que es la poesía como decir qué es el amor o el odio, seguramente, los manuales de estudio de hace dos mil años irían ya por su billonésima edición. Pero como esto no es así, cada cierto tiempo, cada época, etapa social, hay alguien que sintetiza a nivel teórico lo que para esa etapa, para esa época, para esa persona, significa la poesía.
En realidad cada persona tiene su forma de explicar o explicarse la poesía. Yo, también, tengo la mía, que no es, ni quiere ser algo que se pueda decir con palabras, sino que se sienta o no, porque el sentir es inexplicable. Una vez explicado se petrifica y muere.
En mi caso, parto de algo que me parece evidente y elemento básico a la hora de hablar de poesia: EL CORAZON DEL HOMBRE.
Ese corazón o motor humano yo diría que se mueve por pasiones, porsentimientos profundos o superficiales, de un color o de otro. Esto,evidentemente, es una forma de hablar, para entendernos. Esos sentimientos son como el magma fundido de un volcán. Están revueltos muchas veces, confundidos unos con otros, como los materiales de ese magma. Y estalla el corazón y estalla el volcán, con más o menos control, con más o menos serenidad. El sentimiento de pavor o lúdico,se refleja en un poema, adaptándose a una forma, a una manera de sentir y de hacer de la gente que lo expresa a través de una lengua.
El magma volcánico se desliza por la ladera de la montaña, adaptándose a la misma, a la vegetacion, al clima, a todos los accidentes que se encuentra desde que sale por la boca del cráter. Sintetizando :Corazón y volcán vienen a ser lo mismo. Forma cultural, formas de expresión, tradición o renovación, elección histórica y accidentes naturales, clima, vegetación, explosión intempestiva etc., vienen a ser lo mismo, de ahí que podamos decir que entender o no entender un pais,su poesia, su literatura no está tanto en la incapacidad del foráneo como en su falta de conocimiento de las claves formales, estéticas,históricas etc. del mismo. Una vez en posesión de esas claves entender,desentrañar el magma sentimental de la poesía de ese país no resulta tan problemático.
Causas, formas, problemas y método de trabajo al contacto conestos poemas. ¿Por qué esta traducción /recreación de unos pocos poemas japoneses ? No diré que soy un profesional de la poesia, pero sí que me dedico a expresar mis volcanes ocultos, mis sentimientos,en esa forma que todos hemos dado en llamar poética.  Muchos caminos nos pueden llevar a conocer a un pais, uno de ellos es el de su poesía.
Partiendo de ahi es evidente que un dia tendria que llegar en que me pusiera a trabajar las formas poéticas japonesas y vertirlas
al español para su posible comunicación a personas que todavía no
pueden acceder a comprender suficientemente o nada el idioma japonés.
El camino vino preparado por una diversidad de lecturas. La
primera de ellas el maravilloso libro del profesor Fernando Rodriguez Izquierdo, titulado EL HAIKU JAPONES. Un libro en el que, tal vez por primera vez en espanol, se analiza toda la problemática lingûística,estilística, cultural, histórica ...de este tipo de poesía.  Libro ya fundamental y de lectura necesaria para todo aquel que se quiera comprometer en tan árdua tarea.
Otro de los eslabones de la cadena estuvo en la lectura de algunas de las traducciones del Manyoshu, de Takuboku etc.  del profesorAntonio Cabezas de la U. de Lenguas Extranjeras de Kyoto. Traducciones que no son sólo eso sino un acercamiento al espiritu,incluso adoptando formas poéticas hispanas cercanas a las japonesas para poder vertir unos moldes en otros. El resultado me parecio simplemente sorprendente. Asi mismo la lectura de artículos o libros en francés y en español sobre literatura japonesa. Todo ello me llevó un día a la idea de intentar seguir un camino del que nadie podía preveer los resultados pero que parecía lleno del mayor interes.
Y nos pusimos manos a la obra.Al decir nos pusimos ya entendera el lector que la labor no fue aislada y personal.  Fue una labor de equipo. Una labor que se proponía ser un ensayo y no alcanzar los más altos picos de belleza,estética o perfección, en un principio.Una labor lúdica. Con una selección arbitraria de poemas procedentes de los que cada dia aparecen en la primera pagina del diario Asahi, preparados por el profesor Ooka Shin hicimos la prueba.
Intervinieron varias personas conocidas, profesores de japonés en una escuela primaria y yo. Leiamos el texto en japonés y las explicaciones del profesor Ooka. Una vez leido el texto, ¿qué problemas surgían?, ¿lo había entendido yo? Evidentemente no siempre lograba comprender las expresiones a la primera lectura. Preguntaba a mis ayudantes el significado de las palabras. Algunas eran incomprensibles o intraducibles por tratarse de objetos relacionados propiamente con la cultura japonesa e inexistentes en espanol o, al menos, desconocidos para mí. Dependiendo de ello se traducia o no el poema.
¿Sólo traduciamos el poema ? Todo dependía del poema mismo.En cada haiku o tanka había un sentir, a veces oculto, tras las palabras.  Otras veces era un sentir lúcido, otras una sola evocación de una estacion o época, otras un simple juego de terminos.
Todo ello nos hizo que tuvieramos que tratar cada poema como a un ser único y especial con el que había que enfrentarse. A veces era sólo traducir las palabras, otras no se traducía el texto, sino su latir profundo ya que, puesto aquello en terminos españoles, o no decía nada o la incomprensión iba a ser grande y, por lo tanto, no servía.
Otras hubo que jugar con las palabras y traducir algo totalmente distinto pero en cuyo resultado latía el significado profundo del texto.
Como se verá, la tarea, incluso lúdica, no fue algo fácil. Algunos textos se podían traducir en una primera y definitiva version, otros llevaban hasta ocho y diez versiones para alcanzar la que parecía mas apropiada. Al fin y al cabo la elección final iba a ser nuestra independientemente de lo que pensara un potencial lector.  
Hubo veces en que una palabra llevó más de media hora de discusiones.Tarea difícil pero hermosa.
¿Qué odres poéticos hispanos hemos adoptado para escanciar el poema japonés ? Díficil era verter las diecisiete o veintiuna silabas en formas hispanas. Desde el principio no nos propusimos adoptar ninguna forma.
No se trataba de una labor formalista, sino de creación o de recreación. El poema masticado en toda su profundidad, digerido y
después devuelto a la vida en otra lengua a través de otros ojos de
poeta, siempre, añadiendo a lo antedicho, intentando que el posible
humor, dolor, juego de palabras etc. no quedara desvirtuado.
Traslación no de formas sino de carne poética, de sustancias, aunque, de habérnoslo propuesto, tal vez hubiera sido posible verter las diecisiete sílabas del haiku o las veintíuna del tanka en una copla andaluza, la seguirilla etc.
Tenga en cuenta el lector que en la poesía hispana existen y han exitido poemitas como las jarchas u otros parecidos donde el número de sílabas oscila entre las diecisiete y veinticuaro silabas, formas, en definitiva, si bien no iguales, cercanas a las japonesas.
Cada poema debía adquirir la forma que le pareciera más apropiada, ya fueran veinte o veinticinco sílabas. Queriamos dar vida,no muerte.
¿Hemos sido originales en esta labor nuestra? No, en absoluto lo pretendiamos. Pero sí nos complace saber como, en la medida de nuestras fuerzas y entender, hemos continuado una labor de colaboración y acercamiento entre dos lenguas, entre dos culturas, muy parecida a la que en su día realizaron el poeta mexicano Octavio Paz y el Ex-embajador de Japón en España profesor Hayashiya Eikichi.
No me resta más que agradecer a mis amigos la gran colaboración prestada, yo diria, mejor, el gran trabajo realizado en pro del acercamiento cultural entre Japon y la cultura hispánica. Asi mismo agradecer al profesor Cabezas sus amables consejos y recomendaciones asi como comentarios a la traducción. De todos,en conjunto, es producto este trabajo.



BIBLIOGRAFIA

MATSUO BASHO   Sendas de Oku
(Traducción, introducción y notas de 0. Paz y E. HAYASHIYA)
Editorial Seix Barral Barcelona 1981

RODRIGUEZ IZQUIERDO, FERNANDO   EL Haiku japonés
Editorial Guadarrama, Publicaciones de la Fundación Juan March Madrid 1972

MENENDEZ PIDAL, RAMON  España, eslabon entre la Cristiandad y el Islam Colección Austral n°  1280 Editorial Espasa Caipe Madrid 1956

CABEZAS GARCIA, ANTONIO   Cantares de Ise
(Traducción, presentación y epílogo)
Poesía Hiperión n°  17 Editorial Peralta Madrid 1979

//         //         //      Manioshu
(Traducción, presentación y notas)
Poesía Hiperión n9 31 Editorial Peralta Madrid 1980

//         //         /''      Jaikus Inmortales
(Seleccion, traduccion y prologo)
Poesía Hiperión nº 64 Ed. Bilingiie Editorial Hiperion M. 1983

RENONDEAU, G.    Anthologie de la Poesie Japonaise Classique
NRF Edt. Gallimard Paris 1978
SIEFFERT, RENE   Poemes d'amour du Manyo-Shu
Publications Orientalistes de France Col.D'etranges Pays n? 7 Paris 1978

ROUBAUD, JACQUES   El sentimiento de las cosas
(MONO NO AWARE)
Poesía clásica japonesa

Editorial Castellote Madrid 1972