domingo, 22 de junio de 2014

No rendirse a la lluvia

Breve presentación:

Kenji Miyazawa es un poeta, educador japonés (1.896-1933) nacido en la región del noreste de Japón. A la hora de su fallecimiento se encontró este poema en un cuaderno de notas. No estaba publicado. Se ha convertido quizás en el poema más famoso de la literatura japonesa moderna.  Antonio Cabezas en su libro: La literatura japonesa, editorial Hiperión introdujo mi traducción que, no sería de extrañar que fuera la primera en lengua española. Otra referencia sobre el poema sería que fue el poema que se leyó en todo occidente por los fallecidos en el terremoto de la región noreste que se produjo en 2011. Por supuesto en inglés.


NO RENDIRSE A LA LLUVIA
雨にも負けず
No rendirse a la lluvia,
no rendirse al viento,
no rendirse a la nieve ni al calor del verano.
Tener un cuerpo enérgico,
vivir sin apetitos,
no rendirse a la ira en absoluto,
sonriendo siempre dulcemente.
Tomarse cada día sus escudillas de arroz,
su sopa de soja y su ración de verduras.
Viendo, escuchando,comprendiendo 
las cosas sin sentimentalismos,
sin echarlas en olvido.
Vivir en el campo en una chocita de juncias 
a la sombra de un bosque de pinos.
Y si al Este se encuentra enfermo un niño,
ir a cuidarlo.
Y si al Oeste se encuentra cualquier cansada madre,
ir a transportarle su gavilla de arroz.
Y si al Sur se encuentra alguien a punto de morir,
ir a decirle que no tenga miedo.
Y si al Norte alguien pelea y se mete en pleitos,
ir a decirle que se olvide de cosa tan tediosa

Llorar cuando hay sequía.
En los veranos fríos dirigirse acá y acullá desconcertado.
Siendo tratado como un inútil.
Sin ser halagado en absoluto.
Sin ser compadecido en absoluto.
Un hombre así  

quiero ser yo.